Volver
El transporte público del taxi debe seguir estando regulado y planificado por las administraciones
Autor Uniatramc Comunicaciones
11/09/2015 7:00 pm
El transporte público del taxi debe seguir estando regulado y planificado por las administraciones
El transporte público del taxi debe seguir estando regulado y planificado por las administraciones

El borrador del proyecto para la modificación del Reglamento de Ordenación de Transporte Terrestre (ROTT) contempla modificaciones que podrían poner en riesgo el volumen de empleo y la viabilidad en la actividad del taxi a nivel nacional.

De forma general, los cambios normativos que están barajándose supondrían una desregulación de la actividad de los vehículos de transporte con conductor (VTC), lo que tendría un impacto directo sobre el sector del taxi en una suerte de competencia desleal legalizada. El nuevo marco regulatorio permitiría a los VTC operar en todo el territorio nacional “habitualmente” con un incremento temporal que pasaría de un mes a tres meses.

Otra de las modificaciones dejará en un limbo normativo la posibilidad de que los VTC puedan “aguardar” mientras se encuentran de servicio. Esto supone la ruptura del anterior marco legal que obligaba a este tipo de vehículos a volver a la base tras prestar un servicio.

Además, preocupan cuestiones relativas a la seguridad y calidad en el servicio, siendo el taxi una actividad firmemente regulada y que ofrece todas las garantías al usuario. No tenemos claro que estas modificaciones vayan a garantizar el mismo nivel de seguridad en la prestación del servicio a los VTC respecto al taxi.

Tanto SMC-UGT como Uniatramc llevan tiempo reclamando un marco regulatorio estable en el que se equilibren los intereses de todos los agentes que confluyen en esta actividad pero, especialmente, los del usuario del transporte público urbano. Además, estas organizaciones advierten que, al igual que otros sectores de actividad, los profesionales del taxi también han sufrido la caída en la demanda en su sector y las consecuencias de una crisis económica con un fuerte impacto sobre el poder adquisitivo de estos autónomos y asalariados. Modificar el ROTT en estos términos, si no se rectifica antes, supondrá un golpe definitivo para el sector del taxi, generando una pérdida de empleo y autoempleo significativa.

En los últimos tiempos, el sector del taxi está siendo objeto de una presión desmedida a causa de múltiples factores que ponen en riesgo su viabilidad: desde el intento de implantación de actividades paralelas que operaban en competencia desleal basándose en una falsa economía colaborativa, como UBER; pasando por la anteriormente reseñada reforma del ROTT, hasta el repentino interés de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por este sector al considerar excesivo el papel de las administraciones locales en el control de la actividad del mismo. En este sentido, SMC-UGT y Uniatramc consideran que la iniciativa de la CNMC está fuera de lugar, puesto que el sector del taxi y del VTC quedan excluidos del régimen de autorización única previsto en la Ley de Unidad de Mercado.

Toda esta presión, de uno y otro lado, no contribuye a estabilizar y recuperar la dinámica de trabajo en una actividad necesaria en el modelo de transporte público urbano de las ciudades y localidades de todo el territorio nacional.